15 Ene 2016

La belleza está en el interior…

/
Comentarios0

Sé que no nos vamos a poner todos de acuerdo sobre dónde encontrarlas, pero sí que parece claro que a todos nos gustan las cosas bonitas. Lo curioso e interesante, y a lo que dedicamos buena parte de nuestro tiempo durante toda nuestra vida, es encontrar nuestro objeto de deleite.

Por supuesto que somos muy diversos (cada uno de su padre y de su madre) con gustos propios, aficiones variadas, y que si a ti te gusta la pintura, a vos la música…. Lo único cierto es que a todos nos gusta mucho lo que más nos gusta, cualquier cosa que sea.

Los odontólogos, aunque hay quien lo ponga en duda, no somos muy diferentes al resto de los humanos; y al menos en esta faceta demostramos la misma falta de uniformidad:
mis compañeros adoran la cirugía, otros colegas opinan que los retos que ofrece la periodoncia son insuperables, la pasión por los niños de los odontopediatras parece desbordante…”los de estética” piensan que ellos poseen la patente de la belleza.

En lo único en que sí parece que coincidimos es que nuestro campo es muy bonito. Como además todos compartimos unos estudios científicos y experimentales también llegamos sin demasiado problema a afirmar que “la verdadera belleza está en la Naturaleza” que por algo hemos estado horas y horas estudiándola; y si no la tenemos, la imitamos.

…Así que toda este tiempo buscando la belleza y resulta que la teníamos delante y alrededor de nosotros todo el tiempo… Pero no, claro, como nos gusta complicarnos la vida: “la belleza está en el interior”.

Y aquí es donde llegamos los endodoncistas y afirmamos: defendamos hasta el límite los bienes que nuestra Madre nos dio. ¿Quién quiere metal donde la dentina triunfó durante siglos? Eso sí, como además somos un poco complicados, busquemos y rebusquemos en el interior que la recompensa será mayor…
Entiendo que esto es opinable y habrá quien no lo comparta, pero lo que sí puedo asegurar es que dentro de esta rara especie que somos los endodoncistas, no habrá ninguno que no defienda sus argumentos con lo que más nos caracteriza: la pasión por nuestro empeño, el amor y el cuidado a los mínimos detalles, la minuciosidad.

Para mí no hay discusión, dentro de la odontología lo más bonito es la endodoncia, y quien no esté de acuerdo es porque aun no ha profundizado en ella lo suficiente.

De modo que si este es tu caso me encanta poder invitarte al curso modular de endodoncia rotatoria que organiza Santa Mónica Formación y así adentrarte en este precioso mundo que tantas recompensas te aportará.
Me consta que todos los que formamos el equipo de dictantes compartimos esa pasión y que te la queremos transmitir. Hemos preparado este curso con mimo y celo que sin duda colmará la máxima de Santa Mónica Formación: “que colme las expectativas creadas” del cursillista.

Es un honor poder contar con compañeros como el Dr. Alejandro Pagán, Dr.Adrián Lozano y Dr. Eugenio Grano de Oro que no necesitan presentación y que aseguran un máximo nivel de excelencia y experiencia.

Por todo esto, seguro de que todos disfrutaremos, espero que nos veamos esta primavera en Alicante.
Un saludo

Ramón Selas Badía

 

Deja una respuesta